domingo, 10 de febrero de 2008


"Hay hombres que luchan un dia y son buenos.

Hay otros que luchan un año y son mejores.

Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos.

Pero hay los que luchan toda la vida...

esos son los imprescindibles."
(Bertolt Brecht)


Eugen Bertolt Friedrich Brecht
Nació en Augsburgo, Baviera, el 10 de febrero de 1898.

Cursó estudios de medicina en Munich y sirvió en la primera guerra en un hospital militar. Tras esta experiencia se dedica de lleno a su actividad literaria desde una ideología marxista.

Escribe obras de teatro y compone óperas con la colaboración de músicos como Kurt Weill.

En 1933, con el ascenso del nazismo, debe exiliarse en distintos países europeos y en Estados Unidos hasta 1948, año en que regresa a Berlín Oriental, donde funda la compañía teatral "Berliner ensemble".
En 1955 recibe el Premio Stalin de la paz.
Durante la universidad en Múnich inicia "Baal", una obra de teatro parcialmente autobiográfica que relataba el sufrimiento de la abstinencia sexual. Pero nada más lejano para Brecht que la abstinencia. A los 16 años, emprendió un aprendizaje sistemático del tema: pagaba al personal de un burdel por sus lecciones.

Con Paula Banholzer, tuvo a su primer hijo .

Se casó con una cantante de ópera, Marianne Zoff. El nacimiento de la hija de ambos, Hanne fue el inicio del fin. Marianne volvió con sus padres, Brecht se mudó a Berlín y en cuando las cartas se enfriaron, él se dedicó a una nueva conquista: la actriz vienesa Helene Wiegel.

A la edad de 26, Brecht y Wiegel tuvieron una niña. Wiegel fue la mujer de su vida, pero nunca la única. De hecho, se dice que fueron sus amantes quienes escribieron buena parte de sus obras. Perseguido por los nazis, vivió en Dinamarca, y para 1946 terminó en Nueva York. Pero cuando la atmósfera política empezó a cambiar en EEUU, Brecht volvió a Berlín del Este, donde se reunió con Wiegel y estableció el grupo de teatro Berliner Ensemble, con quienes produjo Mutter Courage en 1954, que lo convirtió en el director de teatro más importante de Europa. Bertolt Brecht murió de un ataque al corazón durante los ensayos de "Leben des Galilei" o Vida de los Galilei, en Berlín Oriental en 1956.

11 comentarios:

PEDRO JORGE HERNÁNDEZ GONZÁLEZ dijo...

La Ópera de los Tres Centavos, que hizo con Kurt Weill, se está escenificando estos días en el MOH de NY. Si no costara 120 dólares la entrada, iría a verla.

Un beso

Manuel dijo...

De nuevo, gracias por enriquecer mi blog con tus comentarios.

CANCIÓN DE UNA AMADA (Bertolt Brecht)

1. Lo sé, amada: ahora se me cae el pelo por mi vida salvaje,
y me tumbo en las piedras. Me veis beber el aguardiente más
barato, y camino desnudo al viento.

2. Pero hubo un tiempo, amada, en que fui puro.

3. Tuve una mujer que era más fuerte que yo, como la hierba
es más fuerte que el toro: se vuelve a erguir.

4. Ella vio que yo era malo, y me amó.

5. No preguntó a dónde conducía el camino, que era su camino,
y quizás iba hacia abajo. Cuando me dio su cuerpo, dijo:
esto es todo. Y fue mi cuerpo.

6. Ahora ya no está en ningún lado, desapareció como una
nube cuando ha llovido, la abandoné y cayó, pues ése era su camino.

7. Pero de noche, a veces, cuando me veis beber, veo su cara,
pálida en el viento, fuerte y vuelta hacia mí, y me inclino ante
el viento.

Versión de Jesús Munárriz y Jenaro Talens

PEDRO JORGE HERNÁNDEZ GONZÁLEZ dijo...

Y por supuesto, te invitaría.

;)

Tánatos dijo...

Ahora que vuelvo a las canciones de Silvio Rodríguez…. Soñare con serpientes y héroes necesarios. Saludos.

ZULMA dijo...

Manuel: Te agradezco a vos por enviarme comentarios de tanta calidad tanto de fondo como de forma y calidez...!!!!
Me alegra mucho que visites mi blog...!!!

ZULMA dijo...

Pedro: Agradezco tus palabras...gracias por tu invitación cibernética...

ZULMA dijo...

Tánatos: La primera vez que escuché estos versos de Bertolt Brecht fué como preámbulo de un tema de Silvio Rodríguez (lo admiro desde mi adolescencia)...Veo que para vos también esos versos quedaron vivos en tu memoria...qué placer recibir otra vez comentarios tuyos...!!!

Sibyla dijo...

Querida amiga Zulma:
Tu nombre suena a poema, a verso oriental, de las mil y una noche, a mí me encanta!

Cuánto he disfrutado de la pequeña biografía de Bertolt Brecht.
El poema con el que empiezas el post, lo recuerdo en la voz de Silvio Rodriguez, y lo tengo escrito desde hace tiempo, como una de mis frases favoritas!

Gracias por recordármela, ampliada con parte de la vida del autor.
Gracias por compartir!

Besos:)

ZULMA dijo...

Sibyla...¡¡¡Gracias por tan bellas expresiones!!!
En relación a mi nombre, ya te anoto como la segunda persona que, en estos cuarenta años de vida, me expresa que la gusta.
De verdad, el pimero ha sido nuestro querido Pedro y, ahora, vos..¡¡¡Mi estima va en ascenso...!!!
Gracias por la ternura de tus comentarios...

gorrión dijo...

...mi querida y preciosa amiga, princesa de los duendes del altillo, me asomo con alegría de nuevo a tu casa , agradeciendo ante todo tus palabras llenas de interés y cariño que estos días de atrás manifestaste hacia mi persona.
No podría leer frase ni reflexión más verdadera ; no sólo está llena de belleza sino que además muestra una gran verdad que nos podría servir de ejemplo en unos tiempos en los que si bien todo parece más turbio, por otra parte también aumentan los pequeños héroes de lo cotidiano, que en silencio logran que cada día este sea un mundo mejor.Tú por ejemplo, que con tu energía envuelves las palabras que nos regalas...pero que estoy seguro no dejan de ser una mínima muestra de lo que eres para todos los que te rodean. Me siento feliz visitandote. Me siento feliz aquí.
besosbesosbesos!!

SHE dijo...

Cuando estudiaba teatro en la Uni, Bertholt fuè uno de los autores que màs trabajo nos costò dominar.Ahora es que profundizo en sus escritos. magistral.

Gracias amiga...los perritos me han dado un respiro para saludar a los amigos.

abrazo fuerte.,